Qué es el contrato de formación

Contrato de formación

Actualmente, escuchamos hablar muchísimo de los contratos de formación sin saber muchas veces a qué se refieren o qué es lo que implican. Pues bien, en primer lugar, aclarar que el contrato de formación tiene como principal objetivo ofrecer una formación tanto teórica como práctica a jóvenes con el fin de que aprendan el funcionamiento de un determinado puesto de trabajo.

La mayoría de las veces confundimos los contratos de formación con los contratos de prácticas, pero son dos modalidades totalmente diferentes. El contrato de prácticas exige que el trabajador al que se va a contratar tenga una titulación oficial que haya sido expedido como mucho cuatro años antes; Mientras, el contrato de formación tiene como requisito que el asalariado ni disponga de ninguna titulación.

El contrato de formación tiene varias limitaciones:

  • Su duración no puede ser menor a seis meses ni superior a dos años a excepción de que el convenio colectivo del sector en cuestión establezca un periodo diferente. Aún así, en ningún caso la duración nunca puede ser mayor a tres años.
  • Está dirigido a personas que no tengan formación.
  • La jornada de empleados con contratos de formación es a tiempo completo. Eso si, es obligatorio que la formación teórica ocupe como mínimo el 15% del tiempo de dicha jornada
  • Únicamente pueden firmar contratos de formación jóvenes de entre 16 y 21 años y, excepcionalmente, de hasta 25 años. Además, la normativa indica que hasta que la tasa desempleo se sitúe por debajo del 15% se podrán celebrar contratos de formación con menores de 30 años
  • El salario viene establecido en el convenio de la empresa, no pudiendo ser nunca inferior al salario mínimo interprofesional en proporción a la jornada laboral que el trabajador haga en la empresa.
  • Una vez finalizado un contrato de formación, el trabajador no podrá ser contratado bajo esta misma modalidad por otra empresa.

¿El contrato de formación tiene bonificaciones para empresas?

La respuesta es sí. Esto es lo que indica la Ley: “Las empresas que celebren contratos para la formación y el aprendizaje con trabajadores desempleados inscritos en la Oficina de Empleo tendrán derecho, durante toda la vigencia del contrato, incluida la prórroga, a una reducción de las cuotas empresariales a la seguridad social por contingencias comunes, así como las correspondientes a accidentes de trabajo y enfermedades profesionales, desempleo, fondo de garantía salarial y formación profesional, correspondientes a dichos contratos, del 100 por 100 si el contrato se realiza por empresas cuya plantilla sea inferior a 250 personas, o del 75 por ciento, en el supuesto de que la empresa contratante tenga una plantilla igual o superior a esa cifra”

Una vez finalizado el contrato de formación ¿El trabajador tiene derecho a paro?

Si, este tipo de contrato cubre la prestación por desempleo y la cobertura total de la Seguridad Social del asalariado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>